En la mayor parte de las urbes, las gargantillas, aretes, relojes, pulseras, etc. se han tenido muy en consideración. La perla, la turquesa, el ágata o el ónix y por supuesto el zinc y el cobre que se extraían de los yacimientos eran signo de opulencia, eran signo de distinción, además se colocaban de adorno o como objeto al que se le atribuye un poder mágico capaz de dar salud o suerte.

En cualquier caso la importancia de una pulsera, una gargantilla o una sortija se debe a las horas de trabajo utilizadas para que puedan fabricarse.

En definitiva el mérito que alberga una joya no es únicamente el coste productivo o creativo, la calidad o el estilo de los especialistas en joyería, puesto que lo más importante es realmente que con una pieza con piedras preciosas tratamos de transmitir todo nuestro cariño y amor.

Las tiendas más apreciadas apuestan por la innovación, utilizando ónix, turmalina, serpentina o hematita.

Los minerales más admirados de pulseras con nombre y singulares por su delicadeza son los más solicitados para hacer maxi collares, chokers, camafeos, dijes, etc., como son aguamarina, jáde, ágata, coral, azabache o el oro.

Ahora vemos joyas hechas con materiales muy diferentes, los adornos con minerales cristalinos y las exclavas de oro de dieciocho quilates marcan tendencia. E inclusive los fabricantes de joyas están empezando a utilizar telas para crear maxi collares, pendientes, pulseras, chokers, colgantes, etc..

Está de moda el estilo artesanal y creativo en collares grandes, sortijas con formas de animales, de distintos colores como el plata, el azul y el colorado y sin duda muy voluminosos. Los anillos, pendientes, collares, colgantes, etc. que parecen de la antigüa realeza y asimismo con hortensias, farolillos, girasoles, dalias, etc. se van a ver bastante.

Si decidimos regalar una pieza de joyería intentamos que sea original. Las señoritas ciertamente realzan su belleza y además las combinan con sus ropas y botas, manoletinas, peep toes, zuecos, etc..

Las alternativas para los caballeros son menores pero sin duda suelen llevar cada vez más gemelos, relojes y anillos.

Es fundamental hablar con un especialista de micollarconnombre en una joyería fiable antes de comprar una esclava, una alianza, un colgante, unos aretes, etc. y además eche un vistazo a por la red puesto que puede conseguir mejores precios. Y por supuesto piense que en su establecimiento o por internet puede grabar el nombre de su pareja, hijo, hija, padre, madre, abuelo, abuela en una pulsera, una alianza, una gargantilla, unos pendientes, unos gemelos, etc..

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No hay comentariosSin categoría

Sorry, comments are closed.