Desde hace siglos ha encontrado materias extraídas de la naturaleza con objeto de vivir mejor. Además, como elemento decorativo se empleaban metales y sustancias minerales duras.

En un comienzo se le dió forma a las piedras y sin duda con el paso del tiempo se consiguieron domar el bronce, el cobre, el oro, la plata y el hierro. Esta situación hizo que surgieran nuevas profesiones.

Las piezas de joyería no se quedaron al margen de todo este proceso a causa de la facultad de las personas especializadas en orfebrería que modelaban los metales y las piedras.

Al usar la cornalina, la amatista, el jáspe, el ónice y el cuarzo con objeto de hacer alhajas de huescarjoyeros apareció una ocupación distinta, el estudio de la composición de la amatista, el jaspe, el ónice, la cornalina o el cuarzo. Se sospechaba que determinados minerales duros, brillantes y escasos curaban determinadas enfermedades, otras piedras se rechazaban por el convencimiento de que daban mala suerte pero no obstante algunas piedras daban buena suerte a aquellos que se las colgaban.

Con el transcurso del tiempo, la revolución industrial posibilitó que determinadas gemas y metales se utilizasen la rama industrial.

Las alhajas cada día se perfeccionaban más. Su significado estaba ligado a la riqueza. De igual forma viendo las sortijas, esclavas, gargantillas, pulseras, etc. que se ponía una persona era posible conocer la afiliación política y por supuesto la religión que procesaba .

Muchos pendientes, anillos, pulseras, colgantes, gargantillas ,etc. que vemos actualmente ya se hacían en Grecia, Mesopotamia, Roma, Egipto, China o la India.

Cuando hablamos de joyas nos referimos a algo que es muy preciado, como serían pulseras, collares, pendientes, anillos, gargantillas, etcétera, que se realizan utilizando el zafiro, el diamante, el rubí o la esmeralda y asimismo platino y oro.

Los collares, anillos, relojes, collares, pendientes, etc. ayudan a que las féminas se sientan más bellas, y asimismo se consideran un distintivo de feminidad.

El señor de estos tiempos es más exigente con las joyas que utiliza. Dispone de un montón de accesorios, como son colgantes, gemelos, aretes, alfileres de corbata, sortijas, pendientes, etc. Se utilizan aleaciones como serían el producto ferroso con aleaciones de hierro y carbono o la aleación de acero, cobre y zinc y aparte se mezclan con piel tratada mediante curtido, una sustancia natural o sintética elástica, etcétera pero sin embargo el oro y la plata se usan bastante más.

Las joyas de los varones son menos sofisticadas que las de las señoras, no suelen llevar gemas.

No se le olvide que además podrá escribir un mensaje en un reloj, unos gemelos, una pulsera, un colgante, etc. y conseguirá tener una pieza única y original.

En internet tenemos un montón de tiendas que se dedican a esto.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No hay comentariosSin categoría

Sorry, comments are closed.